TRANSLATE SITE

Nuevo
Panik-taste

Panik-taste

Panik-taste, es una manilla que permite generar una alerta en los celulares de sus contactos de confianza, en caso de encontrarse en una situación de acoso o violencia.

En el marco del proyecto Youthspark, iniciativa de Microsoft, The Trust for the Americas - OEA y Microempresas de Colombia, Laura Gibelly Agudelo Higuita de 15 años, María Camila Espinal Marín de 17 años, María Camila Jiménez Zuluaga de 16 años y Luisa María Ojeda David de 16 años, estudiantes de la Institución Educativa Diego Echavarría Misas de Medellín, desarrollaron este proyecto llamado: Panik-taste.
Esta idea, nació gracias a que estas jóvenes se encuentran preocupadas por las cifras de violencia femenina y acoso sexual, que para el caso de Medellín, siguen aumentando. Después de que ellas mismas pasaron por estas situaciones de riesgo, decidieron investigar cifras tanto regionales, como nacionales e internacionales. De esta manera, llegaron al punto donde les llamó la atención las medidas que tomaron en Alemania, donde la vanguardia en el tema de protección y prevención de este tipo de conductas es alta, y así, deciden dar un nombre en alemán para su proyecto el cual significa: botón de pánico.
Cuando se acciona la manilla, se activa una alarma y envía un mensaje a los contactos de confianza que previamente eligió la usuaria, dando la ubicación aproximada de la mujer que se encuentra en riesgo.
El prototipo fue desarrollado con Java, Android Studio, Visual Studio, Arduino y un módulo Bluetooth. El papá de Laura, quien conoce sobre electrónica, les ayudó en construir el prototipo y en este momentos, las chicas se encuentran realizando diseños formales para las manillas, pues consideran que al ser para mujeres, además de funcional debe ser bonita.
Están muy sorprendidas con el alcance del proyecto y se sienten retadas con la atención que ha generado en sus profesores y en el Centro Poeta. Destacan que han aprendido más sobre tecnología y, otros temas que no conocían pero que consideran importantes, como ventas, mercadeo y costos, pues les gustaría escalar el prototipo y poderlo comercializar. También, aprendieron a realizar discusiones constructivas, identificando las fortalezas de cada una y complementándose como equipo.
Su principal reto, es llevar a cabo el proyecto con muy pocos recursos, ya que el docente que les daba Android estuvo hospitalizado y tuvieron que resolver muchas dudas por cuenta propia o con el apoyo de otros docentes de acuerdo con su disponibilidad de tiempo. También, los computadores del colegio no soportan Android y una de ellas, tuvo que utilizar el personal para poder trabajar. Pese a esto, sacaron el proyecto adelante.
Su deseo, es que se desarrolle por completo; quisieran que la manilla tuviera más funciones como toma de fotografías al agresor, micrófono para grabar el acoso y eventualmente, construir una base de datos con esa información que pueda ser de utilidad para posteriores procesos judiciales o de prevención.
 
 
 

Microempresas, empresarios de verdad. Panik-taste

Mejoramos la calidad de vida de nuestros emprendedores.